prostitutas cubanas prostitutas carretera

Sus clientes principales son los camioneros que llevan cargas de un extremo al otro de la isla o los obreros que pasan largas jornadas fuera de casa, en los campamentos que se alzan a los lados de la carretera. En el centro de la ciudad, las jineteras bajan y suben de los autos de alquiler.

Pasean bajo la mirada de la gente que celebra sus triunfos en las vestiduras que exhiben, en los billetes con que pagan su virtud. Disfrutan de los hoteles y centros comerciales a donde pocos podemos entrar. Bañan sus cuerpos con perfumes y disimulan las marcas de los excesos de una noche con maquillaje de Maybelline o de Helena Rubinstein. Ese es el día a día de sus cuerpos en venta y suelen soñar con hacer sus vidas en Miami, París o Madrid.

Mientras tanto, en los suburbios de La Habana, las especies inferiores bajan y suben de los camiones. Caminan bajo el sol ardiente, les hacen señas desesperadas a los autos, se adentran peligrosamente en los matorrales, lavan sus cuerpos con el agua de los pomos que guardan en las mochilas. Esa es la rutina del oficio. También los golpes, los abusos de todo tipo, el abandono sempiterno, el hambre y la sangre y el polvo mezclados sobre la piel hasta que una noche les llega la muerte en un paraje solitario.

En sus vidas no hay sueños, solo una carretera que atraviesa el país, tan dolorosa como una espada, y donde a veces la suerte es alguien que se detiene.

Bueno Eduardo, pero ese estilo abunda muchísimo en el periodismo cubano. Hay algo en este articulo que huele mal; hay cierta apologia a la prostitucion que choca. La prostitucion en Cuba tiene sus razones mas en la desmoralizacion que en las carencias. Algo parecido pasa con robar ; despues que roban los ves con tres articulos de primera necesidad de 18 kilates enganchados en el cuello.

Falta de expresion y libertades es una cosa y el exceso de expresion corporal es otra. Como comparto lo que dices en este artículo. Yo también conozco Cuba y sé que para lo necesario si hay y me gustaría que los cubanos nunca perdieran sus valores ni su dignidad; las joyas, un móvil nuevo y caro, las ropas de marca no aportan nada, no son necesarios.

Demasiado tarde Maria, no se puede ser ilusos, ya los valores y la dignidad se perdieron en Cuba. Aunque se demasiado tarde, hay que mantener lo que queda. Ser leales a un gran país que se lo merece.

Proliferaron los jefes de protocolo que conectaban a estas dedicadas compañeras con los visitantes extranjeros invitados por la Plaza de la Revolución. Ellas reían y flirteaban. Una Revolución es puro amor, pensaban ellos. La caída de la Unión Soviética ocasionó un cataclismo en aquellas camas donde se intercambiaban sudor e influencias, semen y privilegios.

Con el fin del subsidio llegado desde el Kremlin y las reformas económicas que el oficialismo se vio obligado a hacer, el dinero recuperó su capacidad de convertirse en bienes, servicios y caricias.

El turismo internacional entró a mediados de los años noventa con sus bebidas enlatadas, sus hoteles prohibidos para nacionales y sus damas de compañía rebautizadas como jineteras. Eran los años del remate, de los precios ridículos. El sueño que acariciaban muchas de ellas se resumía en un contrato de matrimonio, la emigración y una nueva vida lejos de Cuba. Con sus pensiones compran apartamentos en la Isla y regresan dispuestas a pagar por un amante joven que suspire ante el pasaporte con la nueva nacionalidad que ellas adquirieron con el sudor de su pelvis.

La respuesta oficial contra las jineteras se concentró en la represión. Detenciones, condenas a prisión y deportaciones forzadas hacia su provincia de origen fueron algunos de los rigores que debieron sortear estas trabajadoras del sexo. El chulo cobró importancia en la misma medida en que la calle se volvió un riesgo.

Ahora, muchas aguardan en una habitación, ellos consiguen al cliente, cobran el dinero y administran sus vidas. Los conocidos pingueros no resultaban tan mortificados por la policía en un país donde la tradición machista no estigmatiza igual a la mercancía que viene empaquetada en cuerpo de mancebo.

Floreció también la prostitución masculina. Ellos logran burlar la vigilancia y llenan cada espacio del territorio nacional donde el acento delata a un visitante.

Los nuevos ricos no llevan uniforme militar, sino que regentan restaurantes privados o administran una empresa mixta. De la mano de ellos el cliente nacional se ha vuelto a colar en la foto de la prostitución cubana. En el país alcanzó la cifra récord de cuatro millones de visitantes internacionales.

No buscan lujos, sino migajas. Son las nietas de aquellas cortesanas que jadeaban entre consignas y privilegios. Nota de la Redacción: Y el día que un funcionario del Partido Comunista me dijo: Allí terminé de abrir los ojos. Muchas de ellas eran mis amigas y luego me contaban cosas. Así empecé a tener interés en contar aquello, escribir una novela sobre el tema.

Pablo siempre ha sido así conmigo, como un padre, y aunque intentó prevenirme de lo que vendría, hice lo que casi siempre hacen los hijos con los padres: Y creo que esa falta de miedo se debe a que hubo algo de ingenuo en la escritura del libro: No pretendí criticar nada, simplemente llamar la atención sobre un fenómeno que me parecía preocupante y del cual, en esos años, nadie hablaba.

Las violaciones de todos mis derechos como ciudadano, que se impusieron a partir de la censura invisible que se decretó sobre el libro, fue algo posterior a su escritura. Recuerdo también a cierto funcionario de mucho poder, que luego sería ministro de Turismo, criticando nuestro trabajo porque habíamos puesto una muchacha blanca en un anuncio publicitario.

Luego pude entrevistar a personas que me dieron las pruebas de que, efectivamente, se utilizó la prostitución para atraer el turismo, aunque fuera de modo oportunista encubierto en estas campañas. La jinetera no es despreciada ya, como en épocas anteriores se despreciaba a las prostitutas; ahora son figuras de éxito en una sociedad depauperada social, moral y económicamente.

Y aunque algunos parecen olvidarlo, quiero precisar que el gran culpable de esa ceguera es el propio Fidel Castro. El primer intento de desmentido contra Habana-Babilonia-Jineteras fue ese: Apenas un año después, en primera plana del Granma, se reconocía oficialmente que el fenómeno se les había ido de las manos y que a Cuba habían entrado en esos años cantidades asombrosas de droga, algunas de las cuales pudieron ser detectadas y decomisadas.

Yo podría hacer otro libro sobre ese tema, y tendría que responder muchas preguntas que todavía no he podido responderme. Es la misma cuadra donde vive mi querido amigo, el escritor Pedro Juan Gutiérrez. Y no lo menciono por gusto. Y los que fueron presos eran mis vecinos.

La pregunta que me hice entonces fue ésta: De los cinco que conocíamos solamente uno sigue preso. Lo que me consta es que esos jefes, casualmente, eran informantes de la policía, y ya se sabe bien a quién responde la policía en Cuba.

Y de aquí se desprende otra pregunta: Creo que esa es una de las asignaturas pendientes de la Revolución. Lo que me sorprende es que un hombre como él, supuestamente un genio de la estrategia social, haya pensado que un fenómeno del pensamiento social y el comportamiento social de tanta complejidad como el del racismo, se eliminaba así, con ponerlo en una ley.

O fue una ingenuidad o fue cinismo. Un simple estudio de la estructura de real poder político en la isla echa por tierra cualquier tesis sobre la igualdad del negro y la mujer en Cuba. Ese, como escritor, ha sido uno de mis temas preferidos: Pero esto lo maneja el Estado como un gran problema político que le ha creado el embargo o bloqueo. He visto cómo, 15 años después de la caída del muro de Berlín, esos traumas de la conciencia social sobreviven en la población alemana que vivió en la antigua RDA en tiempos del comunismo.

Es tan lamentable la pérdida moral que significa que alguien te diga que compra en el mercado negro la comida necesaria para mal alimentarse una buena parte del mes, como es lamentable y bochornoso la amoralidad que significa que los gobernantes le echen toda la culpa de esa situación al bloqueo que existe, nadie puede negarlo y no a su falta de gestión y a la negativa de fomentar facilidades para que la industria nacional y la iniciativa privada ayuden a paliar la crisis. Pero no se puede olvidar algo: No justifico nada, pero la corrupción social que hoy existe en Cuba, a todos los niveles, es una prueba de esa teoría biológica que explica cómo el ser vivo lucha, bajo cualquier condición, por la conservación de la especie.

Todo forma parte de esos cambios en la conciencia social de los que te hablaba antes. El jineterismo y otros males de la Cuba actual , efectivamente, encuentran su caldo de cultivo en el rompimiento de la familia como célula social, en la pérdida de esa moral y esa cívica que caracterizaba a la sociedad cubana antes de la Revolución del 59, pero también en el impacto que en materia de pensamiento y conciencia social significó la implementación de una sociedad totalitaria con todo lo que esa sociedad trae de populismo, ateísmo y fascismo.

Y, es obvio, tampoco hay que olvidar el impacto de la depauperación económica. Todo eso puede responderse con otra pregunta: Siempre que toco este tema empiezo por hacer una pregunta: Estadísticamente eso quiere decir que 2.

En mis estudios, en los cuales también hice un fuerte trabajo con la estadística, obtuve un resultado preocupante: Hay prostitución infantil visto desde esa perspectiva, y lamentablemente, algunos cerebros enfermos propician la prostitución infantil de niños, aunque en mucha menor escala. Para ser honesto, debo decir que la mayoría de los intelectuales cubanos se han hecho eco y han manifestado su preocupación ante esos problemas, ante la pérdida de valores, ante los cambios que se estaban produciendo en la conciencia social del cubano.

He sido testigo de ello. Pero hasta para eso el gobierno tiene una solución: Por eso ese pensamiento intelectual sobre esos fenómenos se ha quedado en la nada, en la invisibilidad. Sería injusto no mencionar, dentro de ese movimiento del pensamiento social cubano de hoy, los espacios ganados por o cedidos a las revistas Temas y Criterios, en las que se ha publicado mucho de lo mejor que sobre estos asuntos la corrupción, el racismo, la discriminación, la marginalidad, etc.

Pero sucede lo mismo: Yo escribo de esos males, no para criticar; escribo de eso porque vivo en esos barrios y sufro esas cosas, y como soy un escritor realista no puedo escribir de otro modo.

Pero creo que la intelectualidad cubana, por cobardía, conveniencia o fidelidad a la Revolución, ha perdido su protagonismo como generador y motor del pensamiento social de la isla. Cada una de esas preguntas merecería un ensayo bien enjundioso, de modo que intentaré sintetizar: Incluso un hombre muy cercano a él en los primeros tiempos, tomando café en mi casa de La Habana, me dijo que la decisión de aliarse a la URSS no había sido forzada por Estados Unidos como muchos pensaban.

Luego, si analizas la concentración del poder que tuvo en sus manos hasta hace unos meses, es infantil e ingenuo exculparlo. Como es ingenuo exculpar a Estados Unidos y a todas sus presidencias, que no han logrado establecer una política inteligente en relación con Cuba y han propiciado la permanencia de Fidel en el poder. Como, a pesar de estar amordazado, controlado y desinformado totalmente, tampoco se puede exculpar al pueblo cubano por su inopia y su mansedumbre medrosa, que a pesar de su inconformidad mayoritaria con la situación no ha logrado sacar fuerzas para sacudirse del yugo de Fidel y el totalitarismo.

El cubano hoy es un animal apolítico porque ninguno de los políticos que ha conocido les ha resuelto sus problemas. Ha sucedido así en todas las naciones que salieron de sistemas totalitarios: Lamentablemente, no lo veo cercano: De este tema me surgen varias preguntas, por ejemplo: Creo que todas las iglesias en Cuba se han dedicado, honestamente, a combatir esos fenómenos dentro de la hermandad cristiana por algo obvio: Algunas Iglesias se han atrevido a pronunciarse contra esos males y han llamado a los culpables por sus nombres, pero ya hablamos de eso en otra pregunta: Las Iglesias en Cuba no tienen ninguna voz, ninguna presencia, en los medios oficiales.

Y excepto algunas tímidas revistas de escasísimo alcance, todo su accionar queda dentro de las mismas Iglesias. Y el Gobierno cubano, lo ha demostrado, no le hace caso a ninguna de sus críticas. Es una forma de frenar, al menos un poco, el vaciado de cerebro que ha hecho el Gobierno cubano mediante la politización de la sociedad. Me da mucha gracia cuando algunos ilusos piensan que el Gobierno ha priorizado a la religión afrocubana por encima de la Iglesia tradicional en Cuba: No se han dado cuenta de que todo responde a una estructura de poder: Al Papa se le escucha en todos lados y hasta se le hace caso ; los líderes internacionales de la Iglesia Protestante tienen influencias fuertes en muchos partidos políticos y naciones donde predomina ese credo; al jefe de la religión yoruba no me sé su nombre sencillamente nadie lo menciona, no existe.

Hace poco leí en una entrevista, en la revista Consenso, a un babalao cubano reconocer que se estaba imponiendo la corrupción dentro de quienes oficiaban en esos cultos de origen africano.

Solo al final del mes se presentaba en Teatro Estudio a recoger su sueldo que era diez veces mayor que el de la directora del teatro. Esa fue su ultima cita con el todo poderoso. Por supuesto no le falto nada hasta el comienzo de "periodo especial" que tubo que morder el cable como muchos mas.

La actriz ahora, en su vejez, recibe ayuda del gobierno de España y continua viviendo en el tremendo apartamento que le dio Fidel cuando ella, en privado, lo entretenía.

Y no sólo ocurrió a nivel del generalato. No se ahora, pero por lo menos hace un tiempo los empleados de las sucursales debían anotarse en ACOREC, quienes podían vetar al candidato sugerido por la representación. Muchas mujeres eran amantes de miembros del Concejo de Estado, y ocupaban plazas que les aseguraban un buen standard de vida.

Anonimo de las 2. Anónimo de las 6. Y de donde crees que salió la tele en colores y la lavadora? Todo esto ha sucedido y sucede, bajo la mirada complaciente de la Federacion de Mujeres Cubanas, que todo lo sabe, y que en lugar de salir en defensa de sus militantes obligadas a ese trafico sexual por los "cuadros revolucionarios", se dedicaba a protestar, por boca de Vilma Espin, cuando el aguardiente "Mulata" saco al mercado una botella de cristal que semejaba el cuerpo de una mujer, aduciendo que eso menoscababa la dignidad de las feminas; y lo otro que?

Que cara mas dura!! La prostitucion ha existido en todos los tiempos y en todas las naciones, de una forma u otra, se ha visto como una forma facil de hacer dinero. Vive como una pareja de casados caminaban, un italiano de turista en cuba les invito a unos tragos y le pidio que si la mujer pasaba una semana con el pues le pagaria unos usd, pues el caso es que la pareja muy conforme acepto, la cubanita paso su semana de fiesta y diversion y el esposo continuo su trabajo y al pasar la semana todo muy bien, recibio mucho mas que los usd y aun siguen juntos.

Nadie que no busque lo que ofertan las chupachupas se detiene a recogerlas. La gente las mira y escupe. Les gritan cosas y ellas devuelven los insultos con gestos obscenos. Visten muy mal, huelen peor y sus cuerpos, ya no tan jóvenes, lucen las marcas de una vida horripilante. Dicen algunos que todas han llegado de pueblos recónditos de la zona oriental de Cuba, o que son ex presidiarias, indeseables, que viven y duermen donde pueden.

Sus clientes principales son los camioneros que llevan cargas de un extremo al otro de la isla o los obreros que pasan largas jornadas fuera de casa, en los campamentos que se alzan a los lados de la carretera.

En el centro de la ciudad, las jineteras bajan y suben de los autos de alquiler. Pasean bajo la mirada de la gente que celebra sus triunfos en las vestiduras que exhiben, en los billetes con que pagan su virtud.

Disfrutan de los hoteles y centros comerciales a donde pocos podemos entrar. Bañan sus cuerpos con perfumes y disimulan las marcas de los excesos de una noche con maquillaje de Maybelline o de Helena Rubinstein.

Ese es el día a día de sus cuerpos en venta y suelen soñar con hacer sus vidas en Miami, París o Madrid. Mientras tanto, en los suburbios de La Habana, las especies inferiores bajan y suben de los camiones. Caminan bajo el sol ardiente, les hacen señas desesperadas a los autos, se adentran peligrosamente en los matorrales, lavan sus cuerpos con el agua de los pomos que guardan en las mochilas.

Esa es la rutina del oficio. También los golpes, los abusos de todo tipo, el abandono sempiterno, el hambre y la sangre y el polvo mezclados sobre la piel hasta que una noche les llega la muerte en un paraje solitario.

En sus vidas no hay sueños, solo una carretera que atraviesa el país, tan dolorosa como una espada, y donde a veces la suerte es alguien que se detiene. Bueno Eduardo, pero ese estilo abunda muchísimo en el periodismo cubano. Hay algo en este articulo que huele mal; hay cierta apologia a la prostitucion que choca.

La prostitucion en Cuba tiene sus razones mas en la desmoralizacion que en las carencias. Algo parecido pasa con robar ; despues que roban los ves con tres articulos de primera necesidad de 18 kilates enganchados en el cuello.

Falta de expresion y libertades es una cosa y el exceso de expresion corporal es otra. No justifico nada, pero la corrupción social que hoy existe en Cuba, a todos los niveles, es una prueba de esa teoría biológica que explica cómo el ser vivo lucha, bajo cualquier condición, por la conservación de la especie. Todo forma parte de esos cambios en la conciencia social de los que te hablaba antes. El jineterismo y otros males de la Cuba actual , efectivamente, encuentran su caldo de cultivo en el rompimiento de la familia como célula social, en la pérdida de esa moral y esa cívica que caracterizaba a la sociedad cubana antes de la Revolución del 59, pero también en el impacto que en materia de pensamiento y conciencia social significó la implementación de una sociedad totalitaria con todo lo que esa sociedad trae de populismo, ateísmo y fascismo.

Y, es obvio, tampoco hay que olvidar el impacto de la depauperación económica. Todo eso puede responderse con otra pregunta: Siempre que toco este tema empiezo por hacer una pregunta: Estadísticamente eso quiere decir que 2. En mis estudios, en los cuales también hice un fuerte trabajo con la estadística, obtuve un resultado preocupante: Hay prostitución infantil visto desde esa perspectiva, y lamentablemente, algunos cerebros enfermos propician la prostitución infantil de niños, aunque en mucha menor escala.

Para ser honesto, debo decir que la mayoría de los intelectuales cubanos se han hecho eco y han manifestado su preocupación ante esos problemas, ante la pérdida de valores, ante los cambios que se estaban produciendo en la conciencia social del cubano. He sido testigo de ello. Pero hasta para eso el gobierno tiene una solución: Por eso ese pensamiento intelectual sobre esos fenómenos se ha quedado en la nada, en la invisibilidad.

Sería injusto no mencionar, dentro de ese movimiento del pensamiento social cubano de hoy, los espacios ganados por o cedidos a las revistas Temas y Criterios, en las que se ha publicado mucho de lo mejor que sobre estos asuntos la corrupción, el racismo, la discriminación, la marginalidad, etc. Pero sucede lo mismo: Yo escribo de esos males, no para criticar; escribo de eso porque vivo en esos barrios y sufro esas cosas, y como soy un escritor realista no puedo escribir de otro modo. Pero creo que la intelectualidad cubana, por cobardía, conveniencia o fidelidad a la Revolución, ha perdido su protagonismo como generador y motor del pensamiento social de la isla.

Cada una de esas preguntas merecería un ensayo bien enjundioso, de modo que intentaré sintetizar: Incluso un hombre muy cercano a él en los primeros tiempos, tomando café en mi casa de La Habana, me dijo que la decisión de aliarse a la URSS no había sido forzada por Estados Unidos como muchos pensaban. Luego, si analizas la concentración del poder que tuvo en sus manos hasta hace unos meses, es infantil e ingenuo exculparlo. Como es ingenuo exculpar a Estados Unidos y a todas sus presidencias, que no han logrado establecer una política inteligente en relación con Cuba y han propiciado la permanencia de Fidel en el poder.

Como, a pesar de estar amordazado, controlado y desinformado totalmente, tampoco se puede exculpar al pueblo cubano por su inopia y su mansedumbre medrosa, que a pesar de su inconformidad mayoritaria con la situación no ha logrado sacar fuerzas para sacudirse del yugo de Fidel y el totalitarismo. El cubano hoy es un animal apolítico porque ninguno de los políticos que ha conocido les ha resuelto sus problemas.

Ha sucedido así en todas las naciones que salieron de sistemas totalitarios: Lamentablemente, no lo veo cercano: De este tema me surgen varias preguntas, por ejemplo: Creo que todas las iglesias en Cuba se han dedicado, honestamente, a combatir esos fenómenos dentro de la hermandad cristiana por algo obvio: Algunas Iglesias se han atrevido a pronunciarse contra esos males y han llamado a los culpables por sus nombres, pero ya hablamos de eso en otra pregunta: Las Iglesias en Cuba no tienen ninguna voz, ninguna presencia, en los medios oficiales.

Y excepto algunas tímidas revistas de escasísimo alcance, todo su accionar queda dentro de las mismas Iglesias. Y el Gobierno cubano, lo ha demostrado, no le hace caso a ninguna de sus críticas. Es una forma de frenar, al menos un poco, el vaciado de cerebro que ha hecho el Gobierno cubano mediante la politización de la sociedad.

Me da mucha gracia cuando algunos ilusos piensan que el Gobierno ha priorizado a la religión afrocubana por encima de la Iglesia tradicional en Cuba: No se han dado cuenta de que todo responde a una estructura de poder: Al Papa se le escucha en todos lados y hasta se le hace caso ; los líderes internacionales de la Iglesia Protestante tienen influencias fuertes en muchos partidos políticos y naciones donde predomina ese credo; al jefe de la religión yoruba no me sé su nombre sencillamente nadie lo menciona, no existe.

Hace poco leí en una entrevista, en la revista Consenso, a un babalao cubano reconocer que se estaba imponiendo la corrupción dentro de quienes oficiaban en esos cultos de origen africano. Durante meses Santiago estuvo asolada por aquel miedo. Pero la banda cometió un pequeñísimo error: Dos días después los habían capturado a todos. La moraleja es bien clara. Eso se mantiene a raya con un poco de control y el Gobierno sabe bien de esas cosas. Pero para frenar la prostitución, la delincuencia, el mercado negro, el influjo de la doble moral, hay que hacer cambios rotundos en la sociedad, pues no basta con recoger un poco de jineteras hoy, o de vendedores de droga: La prueba de que no estaban dispuestos a tolerar mi libro y mi presencia en Cuba es esa: Amir, ha sido una satisfacción haberte entrevistado.

Asimismo agradezco la atención que le has prestado a esta entrevista, y el hecho de que con ella se pueda constatar ese alto grado de humanismo que emana de tus respuestas tan transparentes y esclarecedoras. En fin, te damos las gracias por todo el tiempo que nos has concedido, y que es precioso. Trata de personas y abuso sexual en Cuba: No dormirnos en cómodos laureles. Varios chulos o proxenetas que obligaron a las prostitutas a darles dinero, en algunos casos bajo intimidación, amenazas y violencia; una mujer que permitió que dos hombres, uno de ellos anciano, toqueteara a su hija de diez años a cambio de regalos; otra madre y un padrastro que hicieron algo similar con una niña de once; un profesor de un instituto politécnico que prostituyó a una menor y tenía relaciones íntimas con varias alumnas, a quienes filmaba y chantajeaba para tuvieran sexo con extranjeros….

La propia aseveración del informe contradice ese planteamiento cuando explica que, en los casos de prostitución infantil, predomina el sexo femenino y una edad promedio de 15 años. Por el contrario, muchas veces, incluso desde instituciones estatales especializadas como el Centro Nacional de Educación Sexual Cenesex , han trascendido las insatisfacciones por la manera en que se abordan tales asuntos en las distintas enseñanzas. Para ello sólo hay que ir a la puerta de cualquier discoteca o centro recreativo nocturno, donde con demasiada frecuencia es posible ver a jóvenes casi adolescentes en compañía de extranjeros.

En el informe recientemente presentado también llaman la atención otras carencias y anacronismos de la legislación penal vigente en Cuba, los cuales, al parecer, no parece que estén en la cartera de las modificaciones, a pesar de las sugerencias de activistas y expertos. No hablemos ya de contemplar, como hasta ahora, en el Código Penal, no sólo las figuras del proxenetismo y la trata de personas para sancionar a quienes obtengan beneficios de la prostitución, sino también incluir la penalización al cliente que estimula ese mercado sexual.

Me refiero incluso a aspectos tal vez menos difíciles de resolver. Por ejemplo, al destacar la mayor severidad del marco sancionador cuando hay actos ilícitos que involucran a niñas y niños o éstos sufren abuso sexual o de otra índole, el documento enumera entre los delitos la violación y la pederastia con violencia, que es en esencia la misma conducta criminal, pero que de acuerdo con la legislación vigente recibe diferente tratamiento si la víctima es hembra o varón.

Un remanente machista que al parecer los juristas no tienen mucha prisa en enmendar. Cuba no promueve oficialmente la prostitución en general, y mucho menos la infantil, sin embargo, su enfoque al respecto es hipócrita y mal intencionado.

El hecho de que extranjeros mantienen relaciones sexuales con niñas cubanas no es una noticia nueva. Durante años se vienen señalando denuncias en este sentido, y el gobierno cubano ha hecho poco —por no decir nada— para evitar que ello ocurra.

Un destino relativamente barato y donde se viajaba con el objetivo de conocer una nación singular y alejada de la sociedad de consumo en que se han criado estos visitantes internacionales: Sin embargo, esta realidad no solo tiene que ver con los canadienses. Viene ocurriendo desde hace años. Niñas en Cuba, prostitutas en Londres. Un vídeo de las niñas jugando y comiendo durante un cumpleaños. Simplemente verlo y señalar las preferidas. Si no estaban satisfechos, escoger otra.

Prostitutas cubanas prostitutas carretera -

Un vídeo de las niñas jugando y comiendo durante un cumpleaños. A Planeta no le gustó mi título por razones comerciales, que comprendo, pero yo había leído una novela sobre el tema, escrita por la periodista Lissette Prostitutas de ecuador citas prostitutas, y publicada en España con el título Jineteras y soy muy respetuoso con eso de los derechos de autor. ProstituciónCuba. Debo decir que tenían razón: Debo decir que tenían razón: Lo del cambio a Jineteras ya fue un proceso editorial, y me alegro que me lo preguntes porque es algo delicado. Como, a pesar de estar amordazado, controlado y desinformado prostitutas cubanas prostitutas carretera, tampoco se puede exculpar al pueblo cubano por su inopia y su mansedumbre medrosa, que a pesar de su inconformidad mayoritaria con la situación no ha logrado sacar fuerzas para sacudirse del yugo de Fidel y el totalitarismo. El cubano hoy es un animal apolítico porque ninguno de los políticos que ha conocido les ha resuelto sus problemas. Trata de personas y abuso sexual en Cuba: Cuando uno viaja por la Autopista Nacional o por las Ocho Vías, sobre todo por las mañanas y las tardes, uno puede ver a las chupachupas. Así empecé a tener interés en contar aquello, escribir una novela sobre el tema. prostitutas cubanas prostitutas carretera

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *