prostitutas inmigrantes entrevista a prostitutas

Durante esos comienzos me sentía con muchas ganas de trabajar, había descubierto un mundo nuevo que me gustaba mucho y me lamentaba no haber empezado antes. Supongo que lo descubro haciendo activismo en la ONG de derechos animales. En ese momento tenía 19 y para mí fueron muy importantes esos años en mi vida. El feminismo empieza calando primero en mi relación conmigo misma y luego con mis ex parejas.

Me empiezo a dar cuenta del origen de las inseguridades que tengo con mi cuerpo y empiezo a detectar que las relaciones que había tenido eran tóxicas. En mi trabajo el feminismo es una herramienta fundamental para poder trabajar en condiciones éticas. Como he dicho antes, no es aceptable que un hombre se crea con derecho a abusar de ti porque te esté pagando. Leyendo a compañeras feministas y trabajadoras sexuales es cuando empiezo a declararme como sujeto de derecho con capacidad de decidir libremente sobre mi cuerpo y mi sexualidad y no dejar que me cosifiquen o me quieran tratar como un trozo de carne en venta.

He visto una sororidad increíble entre mis compañeras y muchísima fuerza como mujeres siendo una minoría discriminada. El trabajo sexual necesita al feminismo, y el feminismo necesita a las trabajadoras sexuales.

Hemos leído que eres muy selectiva en cuanto a clientes se refiere. Que pones normas para el disfrute mutuo y descartas si esa persona no te transmite confianza. La prostitución sin relaciones pactadas no es prostitución. Todas elegimos a nuestros clientes y todas tenemos normas. Cuando alguien es forzada a aceptar clientes que no quiere estamos hablando de explotación laboral, trata o violaciones, y eso es delito.

Cuando una mujer acepta clientes que no quiere porque la alternativa es no pagar el alquiler, estamos hablando de casos de vulnerabilidad extrema en un sistema que no aporta soluciones a la pobreza, y esto recordemos que también pasa en otros trabajos como el sector doméstico, la agricultura o la construcción. Las putas empoderadas no somos una excepción. Es bien sabido que dentro del movimiento feminista hay un debate interno acerca de la prostitución.

Por ejemplo, Beatriz Gimeno dice: Se puede decir exactamente lo mismo del matrimonio heterosexual. Pero de la misma manera que la historia demuestra que el matrimonio ha evolucionado y ya no es exclusivamente una unión en donde el hombre adquiere dominio absoluto sobre su esposa, con la prostitución pasa lo mismo.

Pueden existir relaciones éticas entre putas y clientes. El problema no es la prostitución, igual que no lo es el matrimonio, el problema es el machismo y se puede trabajar contra ello sin necesidad de silenciar las voces de todas las prostitutas que pedimos derechos.

Dicho en otras palabras. No creo que el sexo tenga que ser un derecho que estemos obligados a dar para asegurarnos que todos puedan conseguirlo, esto es contrario a las libertades personales. Las prostitutas decidimos poner otro tipo de condiciones, igual de legítimas. En relación a la pregunta anterior. Hay veces que no terminas haciendo nada.

Pero hay otros que son lo peor, pues ". Tiene 19 años, o dice tenerlos. Llegó a Saravena antes que Paola y recorrió otras zonas fronterizas antes de decidir que este pueblo le resultaba mejor: No tiene hijos como Paola, pero le envía dinero a su madre. Que uno tenga que venir a acostarse con personas mayores, a veces vienen borrachos".

Eso, de hecho, causó enojo entre las trabajadoras sexuales colombianas de Saravena, cuando todavía había muchas colombianas aquí. En algunas partes de Colombia las mujeres cobran Sea real o percibida, esta valorización en sus familias, pero también en el seno de su grupo de pares, es omnipresente.

Las unas pagan las facturas y las deudas de los unos, las otras pagan los estudios de sus hermanos y hermanas. Numerosas son las que enviaron suficiente dinero para regalar una casa o una ampliación de la casa a sus padres. El relato de Nieves es muy explícito en este sentido: Pago la universidad de mi hermano, soy yo quien pagó para que mi otro hermano venga a España, mi hermana vive aquí conmigo.

Y a mi hermano, le compré el auto para que lo trabaje de taxi. Y a mi otra [hermana], que es. Tengo la foto aquí, cuando fui a la entrega de su diploma, cuando fui al [país]. Le di muchas cosas a mi familia. Los ingresos y la fuerte carga simbólica asociada a la migración impactan sobre su relación, real o sentida, no sólo con su familia sino también con su cuerpo y su identidad.

Darlyne lo dice así: Las amigas que regresan de Europa llegan con bellos autos, bellos vestidos, estando ellas mismas bellas. Y las mirabas así [expresión de admiración]: Así lo explica Esperanza: Es entonces todo un estatus social, que pasa por un cambio físico y simbólico, que es reconquistado. Abril subraya lo mismo: Mi familia me acepta como soy ahora. Cuando mi madre me llama y me dice que ella necesita dinero, salgo y.

Las oportunidades que les ofrece la migración y, para las que interrogamos, la prostitución, les permite adquirir un estatus a distancia. Para mantener este estatus, les hace falta sin embargo mantener esta distancia que les permite aprovechar la diferencia de nivel de vida, pero que implica también una relación distanciada de las familias hacia un estigma cuya sociedad ha mancillado a uno de sus miembros.

Ahora bien, mantenerse a distancia implica evitar las presiones que se ejercen sobre los extranjeros en Europa, de una parte, y sobre las prostitutas en el espacio urbano, de otra. En este contexto, las que llegaron primero, las que ya dejaron sus marcas sobre un territorio determinado, intervienen en tanto que instancias de regulación. La regulación de las llegadas en la ciudad "B" Mientras que, a inicios de los años , la presión de las políticas represivas sobre extranjeros y prostitutas se acentuó en la mayoría de los grandes centros urbanos en Italia y en Francia, la prostitución se desplazó a la periferia de las ciudades y hacia ciudades de tamaño mediano Esperanza lo explica de este modo: En Italia tenía los mismos problemas, había competencia entre personas, las trans y los cafizos.

Mientras que aquí estaba bien. Pero a fines de , comenzó a bajar ". La visibilidad creciente de su presencia inquieta a la mayoría de las trans del país en cuestión encontradas en esta ciudad, como Loren, quien se irrita: Ellas integraron estos constreñimientos y la competencia que los mismos inducen entre ellas a tal punto de justificarla, como lo explica Darlyne: Es normal que el prefecto, la policía estén saturados ".

La mayoría de las prostitutas, y no solamente trans, son generalmente conscientes de que existe una relación entre su visibilidad y su relación con las fuerzas del orden. Sea por el bienestar de los habitantes o por apiadarse de la suerte de las prostitutas, las soluciones adoptadas son generalmente las mismas: Nelly lo resume así: Y para la prefectura, esto también crea un problema ".

Ellas no son tan sólo trans prostitutas, ellas son también, por el juego de las políticas migratorias, extranjeras dependientes de una administración cuyas lógicas son difíciles de comprender. Algunas se casaron en España y una intenta una demanda de regularización a través del Pacs. Otra presenta la posesión de un contrato de trabajo.

Pero me casé con él [un español] porque me dije: El estigma de prostituta se agrega así al de extranjera. Esta combinación no es una simple adición, sino que cada uno de los estigmas multiplica al otro. En los lugares de prostitución, el hecho de que sean extranjeras las posiciona como necesariamente sospechosas, incluso como culpables Vernier, ; Handamn y Mossuz-Lavau, Regina interviene entonces como una instancia de regulación de los arribos.

La combinación de varios elementos explica la presentación de tal denuncia. En primer lugar, las exigencias de Regina exceden lo que es generalmente esperado de las viejas en posición de control de un territorio dado.

Después, ella habría multiplicado los golpes de efecto, llamando la atención de las fuerzas del orden sobre el conjunto del grupo de las trans y, en consecuencia, poniendo en causa su propio rol de reguladora. El equilibrio del poder roto: Pero alguien que te dice: Yo no vi eso. En Argentina te dicen: Pero después, quien te pide dinero, esto, no, no, es diferente.

Si estoy en mi rincón, se respeta, y te detenés aquí o al costado, no es la misma cosa". Ellas respetan su saber y aceptan la repartición de tareas, en el límite de lo que sirve a su interés y de las alternativas reales que encuentran para realizar su proyecto de migración.

Ella habría así violado varios límites implícitos en el acuerdo que la liga a las otras. Varias trans que se prostituyeron en diferentes ciudades o países Italia, Francia, Alemania, Argentina, por ejemplo explicitan que en todas partes hace falta negociar y pagar para poder "instalarse", generalmente a las que las precedieron en ese territorio. Maya relata su experiencia en Italia: Bueno, no me dieron dinero para la entrada pero cuando me dijeron: Maya agrega, después de la entrevista y con el micrófono apagado: La observación realizada y las otras entrevistas muestran también que Maya beneficia probablemente de un espacio propio en la zona de influencia de Regina y que ejerce sobre algunos territorios y algunas recién llegadas.

Como lo cuenta Loren ante cada salida de prisión de Regina: Por eso vine a pedir que hablemos con la policía. En algunos casos, se oponen a que las nuevas paguen un impuesto a Regina.

El ejemplo de Clara es significativo en este sentido: Ella trabaja [en la avenida Z]. Para trabajar, debe pagarme ". Esta historia se terminó ". Ella [Regina] viene una primera vez, un cliente le prestó un auto, con dos o tres travestis adentro.

Yo estaba con ella [la amiga]. Ella vino en el auto. Como un juego, entonces no, no es posible. Después de la tentativa de negociación inicial, el intercambio, tal que nos es transmitido aquí, se transforma en oposición. Apostar por una nueva protección, la del Estado francés Clara, junto con otras trans realizan entonces la apuesta por la protección del Estado francés. Las entrevistas realizadas muestran que, presentando una denuncia, su primer objetivo no es solamente hacer arrestar a Regina sino, sobre todo, hacerla expulsar a su salida de la prisión.

Si a quien ellas denunciaron fue juzgada, declarada culpable y condenada a prisión, ninguna de las que presentaron la denuncia benefició del derecho de residencia a título de víctima de proxenetismo o de trata de seres humanos?

Se presentaron numerosos recursos en tribunal administrativo, que generaron, después de un año, la expedición de certificados provisorios de residencia o de respuestas muy precarias.

Los discursos institucionales eran claros: La ley en tal dominio prevé sin embargo que la decisión queda a la discreción del prefecto, lo que autoriza a una interpretación cargada de afectos y representaciones morales.

Ahora bien, la carga afectiva y moral que vehicula la imagen de la víctima no es, para la administración en particular, compatible con el hecho de continuar prostituyéndose.

Rara vez esta figura se corresponde con el perfil de las prostitutas explotadas en general, sean mujeres, blancas y prostitutas antes de su llegada al lugar de inmigración Andrijasevic, En tanto que trans, no alcanzan plenamente el estatus de "víctimas de la trata de personas" De víctimas sospechosas se transforman en "víctimas culpables" Jaksic, por haber traspasado las fronteras de la nación pero también las de las normas dominantes en materia de moral y de género.

prostitutas inmigrantes entrevista a prostitutas Hemos leído que eres muy selectiva en cuanto a clientes se refiere. En un mundo en donde el cuerpo es el objeto de consumo. Para la niña también lo es: Es el precio que hay que pagar a la mafia; hay que pagar a las personas del país de origen que trabajan en la embajada francesa, italiana. Catégorisations et idéologies du sexeParis, Côté-Femmes éditions, 1 re éditionpp.

Prostitutas inmigrantes entrevista a prostitutas -

En mi trabajo el feminismo es una herramienta fundamental para poder trabajar en condiciones éticas. En los lugares de prostitución, el hecho de que sean extranjeras las posiciona como necesariamente sospechosas, incluso como culpables Vernier, ; Handamn y Mossuz-Lavau, El segundo punto de vista acerca de la prostitución considera que la prostitutas inmigrantes entrevista a prostitutas debería ser descriminalizada. Antes de proseguir, queremos resaltar el papel fundamental que la discusión acerca de la prostitución voluntaria y no voluntaria debe tener en ese debate. El poder de Regina reside en la creencia ampliamente compartida de que ella conoce los engranajes y las entradas que le permiten regular la vida en el lugar incluyendo las instancias policiales. Como lo afirma Paloma: Y a mi hermano, le jovenes acuden a prostitutas prostitutas alcoy el auto para que lo trabaje de taxi.

Ellas no son tan sólo trans prostitutas, ellas son también, por el juego de las políticas migratorias, extranjeras dependientes de una administración cuyas lógicas son difíciles de comprender.

Algunas se casaron en España y una intenta una demanda de regularización a través del Pacs. Otra presenta la posesión de un contrato de trabajo. Pero me casé con él [un español] porque me dije: El estigma de prostituta se agrega así al de extranjera.

Esta combinación no es una simple adición, sino que cada uno de los estigmas multiplica al otro. En los lugares de prostitución, el hecho de que sean extranjeras las posiciona como necesariamente sospechosas, incluso como culpables Vernier, ; Handamn y Mossuz-Lavau, Regina interviene entonces como una instancia de regulación de los arribos.

La combinación de varios elementos explica la presentación de tal denuncia. En primer lugar, las exigencias de Regina exceden lo que es generalmente esperado de las viejas en posición de control de un territorio dado.

Después, ella habría multiplicado los golpes de efecto, llamando la atención de las fuerzas del orden sobre el conjunto del grupo de las trans y, en consecuencia, poniendo en causa su propio rol de reguladora.

El equilibrio del poder roto: Pero alguien que te dice: Yo no vi eso. En Argentina te dicen: Pero después, quien te pide dinero, esto, no, no, es diferente.

Si estoy en mi rincón, se respeta, y te detenés aquí o al costado, no es la misma cosa". Ellas respetan su saber y aceptan la repartición de tareas, en el límite de lo que sirve a su interés y de las alternativas reales que encuentran para realizar su proyecto de migración.

Ella habría así violado varios límites implícitos en el acuerdo que la liga a las otras. Varias trans que se prostituyeron en diferentes ciudades o países Italia, Francia, Alemania, Argentina, por ejemplo explicitan que en todas partes hace falta negociar y pagar para poder "instalarse", generalmente a las que las precedieron en ese territorio. Maya relata su experiencia en Italia: Bueno, no me dieron dinero para la entrada pero cuando me dijeron: Maya agrega, después de la entrevista y con el micrófono apagado: La observación realizada y las otras entrevistas muestran también que Maya beneficia probablemente de un espacio propio en la zona de influencia de Regina y que ejerce sobre algunos territorios y algunas recién llegadas.

Como lo cuenta Loren ante cada salida de prisión de Regina: Por eso vine a pedir que hablemos con la policía. En algunos casos, se oponen a que las nuevas paguen un impuesto a Regina. El ejemplo de Clara es significativo en este sentido: Ella trabaja [en la avenida Z].

Para trabajar, debe pagarme ". Esta historia se terminó ". Ella [Regina] viene una primera vez, un cliente le prestó un auto, con dos o tres travestis adentro. Yo estaba con ella [la amiga]. Ella vino en el auto. Como un juego, entonces no, no es posible. Después de la tentativa de negociación inicial, el intercambio, tal que nos es transmitido aquí, se transforma en oposición.

Apostar por una nueva protección, la del Estado francés Clara, junto con otras trans realizan entonces la apuesta por la protección del Estado francés. Las entrevistas realizadas muestran que, presentando una denuncia, su primer objetivo no es solamente hacer arrestar a Regina sino, sobre todo, hacerla expulsar a su salida de la prisión. Si a quien ellas denunciaron fue juzgada, declarada culpable y condenada a prisión, ninguna de las que presentaron la denuncia benefició del derecho de residencia a título de víctima de proxenetismo o de trata de seres humanos?

Se presentaron numerosos recursos en tribunal administrativo, que generaron, después de un año, la expedición de certificados provisorios de residencia o de respuestas muy precarias. Los discursos institucionales eran claros: La ley en tal dominio prevé sin embargo que la decisión queda a la discreción del prefecto, lo que autoriza a una interpretación cargada de afectos y representaciones morales. Ahora bien, la carga afectiva y moral que vehicula la imagen de la víctima no es, para la administración en particular, compatible con el hecho de continuar prostituyéndose.

Rara vez esta figura se corresponde con el perfil de las prostitutas explotadas en general, sean mujeres, blancas y prostitutas antes de su llegada al lugar de inmigración Andrijasevic, En tanto que trans, no alcanzan plenamente el estatus de "víctimas de la trata de personas" De víctimas sospechosas se transforman en "víctimas culpables" Jaksic, por haber traspasado las fronteras de la nación pero también las de las normas dominantes en materia de moral y de género.

El hecho de presentar la denuncia, de presentarse como víctima, no alcanzó a blanquearlas, a hacerlas aceptables por la sociedad francesa, dignas de que las puertas de la legalidad se abran para ellas. Es la protección que ellas conocen mejor, que tiene desde ya consecuencias que temen, pero que asegura al menos un rol de amparo, de solidaridad primaria ante las fuerzas que se ejercen contra ellas en este contexto. Entonces, no es controlada en Francia y dejó de pertenecer, ante la administración, a esta categoría tan emocionalmente desacreditada como es la prostituta.

De entrada, la prefectura no aceptó su demanda de residencia y debió pasar por un recurso administrativo. El rechazo de la expedición de un certificado de residencia para las otras personas habiendo denunciado su proxeneta subraya qué tan difícil es para ellas encontrar otra protección que la del grupo de pares, incluso cuando se trata, para esto, de asegurar obediencia a la "proxeneta".

Es una forma de dominación que otorga un lugar y no que lo niega, que permite existir socialmente y económicamente, incluso si, por ello, hay que pagar un precio. Conclusión Si los espacios de negociación son magros, no son por lo tanto inexistentes.

Giddens, en Bessin y Roulleau-Berger, Restituir la interacción en las relaciones de poder permite mostrar las relativas inestabilidades y las negociaciones del sistema.

Entre el aporte miserabilista que sólo enfatiza las lógicas estructurales de desigualdades y la "teoría de la acción que es [. Las relaciones de poder entre prostitutas se nutren de sistemas de constreñimientos y de regímenes de exclusión, en particular aquellos que tienen como blanco a migrantes y prostitutas, con articulaciones entre relaciones racializadas, de clase y de género.

Estas relaciones de poder son generalmente aprehendidas a través del prisma de la lucha contra el proxenetismo y la trata de personas, prisma que concentra todo el peso de la "falta" en el proxeneta En efecto, el poder de una persona prostituta inmigrante sobre otra se basa en un diferencial entre los"saber migrar" y "saber prostituirse" de las unas y de las otras en un espacio bajo constreñimiento. Estos constreñimientos generan a la vez una demanda de la parte de aquellos que quieren eludirlos?

Este servicio tiene un precio que aumenta a lo largo de los años y, sobre todo, de las dificultades incrementadas que se encuentran para venir y prostituirse en Europa. Sin embargo, esta relación no podría existir sin el diferencial de saber profundizado por la dificultad de acceso a la migración y a la prostitución. O, al menos, a recursos económicos equivalentes. Este estudio es propio al grupo de personas trans de un mismo origen nacional latino-americano, prostitutas en una ciudad de Francia.

Se corresponde a un momento "T" en un espacio social específico. De este modo, las políticas de represión de la prostitución y de lucha contra la inmigración y la trata de personas, so pretexto de proteger las prostitutas o las mujeres migrantes, tienen como efecto llevar las candidatas a la migración a tomar un atajo. Ellas apelan entonces a servicios que hay que pagar, deudas que deben saldar una vez llegadas a destino, con el riesgo de encontrarse en situación de explotación y sin una alternativa realmente accesible.

Deschamps y Souyris y Jaksic Es importante notar que, siendo la prostitución y no la trans-identidad el punto de partida de la investigación, todas las personas abordadas aquí son o fueron prostitutas, lo que no permite deducir que todas las trans lo sean o lo hayan sido.

No explicitamos, tampoco, el nombre de la asociación para garantizar, nuevamente, el anonimato de las personas en cuestión. Las otras nacionalidades encontradas, en orden de importancia numérica, son: Sin embargo, tal definición abarca realidades muy variadas ver, entre otros, Vernier, , prefiriendo por nuestra cuenta el término de explotación, incluido ante todo en su sentido económico, donde el trabajo de unos beneficia a otros. Esta no dispone de base donde capitalizar sus ventajas.

Hay que señalar que, si el espacio de socialización de las trans es generalmente restringido al grupo de pares, éste no se reduce, sin embargo, a la ciudad de Niza. La mayoría de las trans mantienen amistad con otras trans latino-americanas en otras ciudades de Europa. Sobre este tema ver los trabajos de Deschamps No obstante, estas reconstituciones siguen siendo interesantes en la medida en que ellas son, por un lado, alimentadas no solamente por el discurso de las trans en el transcurso de las entrevistas, sino también a través de los momentos de observación; por ejemplo, al compartir la comida u otras interacciones "en off", en las que se hace mención en numerosas ocasiones a la familia o al país.

Por otro lado, a pesar de no instruir sobre"la" realidad, estas reconstituciones constituyen la realidad que ponen de manifiesto las trans y la cual ellas quieren creer - o hacer creer. Habiendo previsto la ley que el dicho certificado de residencia "puede" ser expedido y no "debe" , la decisión de su expedición es dejada a discreción del prefecto.

Changer de Sexe, Identités transsexuelles. En un mundo en donde el cuerpo es el objeto de consumo. Una de mis inseguridades al comenzar a trabajar era no sentirme lo suficientemente atractiva para poder ser puta.

Hasta cierto punto me he dado cuenta que eso no es así aunque sí creo que es un trabajo que exige un grado de feminización.

Puede que yo no me maquille, ni use tacones, y me de igual cuanto peso, pero aun así tengo que depilarme y controlar mi vestuario. Sé que si no lo hiciera tendría menos clientes. De alguna forma todos estamos condicionados como clase obrera a retribuciones injustas, jornadas laborales desmedidas y un compendio de problemas que nacen de un sistema productivo injusto.

Soy prostituta porque es el trabajo que mejor se ajusta a mi identidad y mis intereses. Creo que la pregunta intenta empujarme a que acepte una condición de víctima, y esa es una postura equivocada y fuera de lugar. He evolucionado profesionalmente para conseguir y mantener unas condiciones que considero justas y hacer lo que me da la gana en mi trabajo. No es una cuestión puramente económica, como se intenta señalar en esta pregunta.

Me gustaría que la gente se diera cuenta de que este tipo de preguntas solo se nos hacen a las putas, y que os cuestionarais por qué os cuenta tanto entender que haya mujeres a las que les guste follar con desconocidos a cambio de dinero con las condiciones pactadas por mutuo acuerdo. El porno feminista existe puesto que hay productoras que trabajan en condiciones laborales éticas, en donde la mujer es un sujeto activo en la relación, en donde se incluye diversidad en deseos, cuerpos, géneros o sexualidades.

Ejemplos que me vienen a la cabeza: En la misma línea. Hace poco vi una noticia de un grupo de padres que se organizó en un colegió para pedir la expulsión de una niña porque su madre había hecho porno.

Este tipo de discriminación social lo sufrimos todas las trabajadoras sexuales. Muchas gracias a Natalia Ferrari por la atención y las respuestas. Dikastis Comunista libertario y anarcosindicalista. Divulgador y lector a partes iguales. Odio los personalismos y las presentaciones. Recibe todas las novedades en nuestro canal de Telegram: Artículos Publicado el 14 de diciembre de por Dikastis 0.

Publicaciones relacionadas Balance trimestral de coyuntura. Larga vida a Eurovisión. Reflexiones tras 50 años del Mayo francés de Continuamos tomando los adoquines para imaginar la arena de playa. Cuatro formas de ayudar al movimiento anarquista en Bielorrusia. Ellos son los culpables, son hombres con mente depravada Caritas Madrid.

He cambiado mi visión. Antes no entendía por qué vendían sus cuerpos, pero hoy lo entiendo: Así, para esas organizaciones la prostitución es la forma de convertir el sexo en mercancía mediante actos que violan los derechos humanos. Hacen referencia a la IV Conferencia de las Naciones Unidas sobre las mujeres, en Beijing el año , cuando se reconoció la prostitución como forma de violencia contra las mujeres, y como la principal manifestación de desigualdad entre hombres y mujeres Caritas Madrid.

Así, la prostitución en todos los casos es considerada como actividad indigna, una vez que implica sufrimiento, marginación y esclavitud. Un aspecto importante identificado en las concepciones de las dos organizaciones de cuno abolicionista es el lugar destacado que se le da a la posición de víctima de las prostitutas.

Los hombres son los culpables y las mujeres son víctimas de condiciones de vida inhumanas. Trabajar en la defensa de los derechos humanos y en contra de sus violaciones. No queremos hacer distinciones entre prostitución forzada y voluntaria.

Para nosotras la prostitución voluntaria no existe, es una realidad que debe ser transformada con urgencia. Esta misma entrevistada relaciona prostitución con violencia de género y destaca la importancia de trabajar junto a los hombres clientes con el fin de sensibilizarlos sobre el problema. El segundo punto de vista acerca de la prostitución considera que la misma debería ser descriminalizada.

La representante de Hetaira estima que la prostitución puede ser un trabajo, una actividad que se puede ejercer de muchas maneras diferentes.

Distingue entre las mujeres que lo hacen obligadas por terceros y las que lo hacen por decisión individual, aunque condicionadas por situaciones personales y sociales. La prostitución es un trabajo que debería considerar los mismos derechos que los de otros trabajadores. Por tanto, a partir de este punto de vista, la prostitución debería ser descriminalizada, con una regulación de las relaciones comerciales cuando implican a terceros, y deberían tener, las prostitutas, sus derechos de trabajo reconocidos.

La representante de Hetaira defiende también que la voz de las propias prostitutas debería ser considerada en las discusiones políticas: Afirmar que el sujeto es constituido no es lo mismo que señalar que es determinado, es decir, el hecho de que sea constituido es la condición de capacidad de agencia de los sujetos.

Así, constatar que la elección por ejercer la prostitución es algo que se constituyó a partir de una serie de relaciones de poder de las mujeres con instituciones y personas diversas, con discursos y representaciones, no la hace totalmente objeto de tales relaciones.

La ciencia médica del siglo XIX y las elaboraciones jurídicas que la acompañaron propusieron la prostitución como delito o patología congénita, y estaban fundamentados, como ya explicamos, en la necesidad de control social hacia las mujeres. Así, el discurso emancipatorio de las abolicionistas es muy explícito: Sin embargo, este discurso tiene, como fundamento, un ideal de mujer y de emancipación que necesita ser explicitado y debatido con las mujeres que ejercen la prostitución.

De la misma manera que Osborne relaciona el discurso antipornografía como favorecedor indirecto de la ideología pro familia, también podemos establecer la relación del discurso abolicionista con tal ideología. La estigmatización de la prostitución forma parte de tal régimen disciplinario, porque se alimenta de estrategias de vigilancia y castigo para controlar a las mujeres.

Destacamos anteriormente cómo el cuerpo de la mujer y su sexualidad se han transformado en objeto de higienización, instituyéndose como tal a través de la división entre limpieza y placer. Si, como habla Chauí , el discurso masculino sobre las mujeres no solamente habla desde fuera, sino que es un discurso cuya condición de posibilidad es el silencio de las mujeres, parece que esa misma lógica se repite en la relación entre las abolicionistas y las prostitutas.

Tal punto de vista se ha alejado de las propias prostitutas que no encontraban, en las feministas, sus aliadas. Por otro lado, se toma a las distintas representaciones sociales que existen acerca de la prostitución, basadas en la dicotomía de las mujeres "santas" y "no santas", como uno de los pilares del patriarcado. En otras palabras, hablar acerca de la identidad es hablar acerca de las relaciones de poder que se establecen. Estar incluido o excluido, ser normal o outsider, estar vinculado a valores de racionalidad, cultura, inteligencia, capacidad o incapacidad, irracionalidad o naturaleza, tiene efectos en la forma en que las personas construyen sus identidades.

Las instituciones son dispositivos de identidad y diferencia. Vimos en el apartado anterior que las mujeres prostitutas son las otras y las inmigrantes también. Las instituciones que analizamos ofrecen atención a mujeres prostitutas inmigrantes. Mientras unas tienen como foco este grupo, otras lo hacen como consecuencia de su trabajo con las mujeres españolas.

Las concepciones acerca de la inmigración no aparecieron de forma explícita, y una de las cosas que observamos es que, en muchos momentos, prostitución e inmigración femenina aparecieron como sinónimos. Lo que se muestra evidente en los discursos de las entrevistadas es una concepción sexualizante de las inmigrantes, como si ellas fueran natural y excesivamente sexuadas. Es difícil modificar las conductas [de las prostitutas inmigrantes]; no saben hacer otra cosa, tienen como una necesidad de ejercer la prostitución.

Me parece que tienen algo en el cerebro, como una necesidad de ejercer la prostitución. Lo mismo pasa con las mayores. Tales conexiones esconden las relaciones de poder existentes no solamente entre hombres y mujeres, sino entre mujeres españolas e inmigrantes.

Muchos estudios hacen una problematización acerca de la emancipación de las mujeres blancas, que se relaciona con la subordinación continuada de mujeres no blancas, inmigrantes que se dedican a trabajos que aquellas ya no quieren ejercer. Otra distinción fuerte que se hizo históricamente entre las mujeres y que aparece entre las entrevistadas, es la asociación de las mujeres blancas al matrimonio o relaciones lícitas y las no blancas a relaciones ilícitas.

A las blancas el lugar de la sexualidad legítima y honrada, como esposas y madres, y a las otras la sexualidad indigna e inmoral -y la prostitución. Una de las entrevistadas, de posición abolicionista, al explicar la diferencia entre las prostitutas españolas y las inmigrantes presentó un dato empírico: La informante se basa en su experiencia de casi 10 años en Caritas.

La identificación de las inmigrantes como exóticas también es algo que se explicita: La definición de los otros como exóticos no es algo nuevo en la relación de Europa con los países del Tercer Mundo, siendo algo característico de la relación colonial e imperialista.

Sin embargo, las mujeres ocupan un papel distinto en esa relación. Por otro lado, pueden, a través del ejercicio de la prostitución, contaminar a los hombres y maridos, lo que también amenaza determinados modelos de familia. Así, la relación entre las dimensiones de género, raza y nacionalidad no suelen ser consideradas por las instituciones que atienden a los colectivos de inmigrantes prostitutas. Otro aspecto que encontramos en las concepciones acerca de las mujeres inmigrantes es la idea de que no compartir los valores occidentales significa no tener cultura APRAMP.

Sin embargo, esas diferencias culturales parecen formar parte de una cierta jerarquía de valores. Se manifiestan a través de dispositivos distintos de la vida social: Los enfrentamientos a las consecuencias de la globalización realizados por los Estados europeos implica a las mujeres inmigrantes que ejercen la prostitución de forma bastante específica.

Agradezco a Ernesto Anzalone por su interlocución y cuidadosa lectura. Dos argumentos estos a los que, por otra parte, y de forma un tanto distinta, aquellas mismas formaciones recurren para explicar la crisis en la que estarían sumidas las naciones y la civilización europeas".

Foucault, feminity and the modernization of patriarchal power". Europa, uma aventura inacabada. Youth prostitution in the New Europe.

The growth in sex work. Abolición de la Prostitución. Consultado abril 23, http: O feminismo e a questâo do pós-modernismo".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *